Ley de etiquetado en Argentina

Cómo un software puede colaborar para cumplir con la Ley de Etiquetado. Moondesk te ayuda con la automatización, control y proceso de diseño.

Moondesk, una herramienta para implementar la nueva ley de etiquetado en Argentina

La ley de etiquetado ayudará al consumidor final con información nutricional para comprar conscientemente sus alimentos y bebidas.

En el 2016, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) promulgó cambios significativos al etiquetado de alimentos, bebidas y suplementos. Los cambios incluyen actualizaciones a los valores diarios y porciones por envase del producto.

Según un estudio de la OMS y OPS del 2019, Argentina tiene una de las cifras de obesidad más alta de la región. 4 cada de 10 niños sufre de obesidad y 7 de cada 10 adultos tienen tendencia a la misma (4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), realizada en 2019.)

El objetivo de la ley de etiquetado es contrarrestar el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas que vienen junto a ella como lo son: diabetes, hipertensión y afecciones cardiovasculares, entre otras.

Así se verán los frentes de los paquetes

La OMS y la OPS han fomentado la implementación de un sistema de advertencia con sellos que permita a los consumidores identificar aquellos productos que tienen una cantidad excesiva de nutrientes críticos (azúcares, grasas totales, grasas saturadas, grasas trans y sodio) y, de esa manera, puedan tomar una decisión informada y optar por alternativas más saludables. 

En varios países de la región, como México, Ecuador, Perú, Chile, Uruguay y Brasil, el etiquetado frontal ya es una realidad. Ahora le toca el turno a Argentina.

Las ventajas de saber que consumimos

Esta ley no sólo busca darles a conocer con facilidad lo que están comiendo, sino también regular la publicidad, incluir la educación nutricional y la promocionar la alimentación saludable en todos los niveles. Pero como en toda iniciativa, hay grupos a favor y detractores, quienes han emitido su opinión sobre el sistema de octógonos negros que indican con una leyenda: “Exceso en”…

Veamos cuáles son las ventajas que ven en el sistema:

-No es suficiente para cambiar las conductas alimentarias de la población y los estudios realizados son limitados sobre su impacto en decisiones más saludables

-El sistema de sellos negros no muestra los aspectos positivos de los alimentos.

-No logra mejorar la alimentación de la población porque el consumo de alimentos procesados no es el principal problema en la dieta de la población argentina.

-Promueve una selección informada de alimentos.

-Orienta a los consumidores en la compra de opciones de alimentos más saludables.

-Permite modificar las decisiones de compra independientemente del nivel socioeconómico y educativo.

-Brinda información directa para identificar en forma rápida y fácil los productos que contienen cantidades en exceso de nutrientes críticos.

-Necesita de un menor esfuerzo cognitivo y menos tiempo para tomar decisiones de compra.

-Aplica el sistema de perfil de nutrientes de la máxima autoridad sanitaria de la región: la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

-Ese sistema está basado en las directrices de ingesta de nutrientes de la OMS con evidencia científica.

-Está diseñado para identificar los productos que cuando son consumidos en cualquier cantidad y por cualquier individuo desequilibran la dieta.

-Y tiene un mayor acuerdo con las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA).

¿Qué desventajas encuentran el grupo de detractores?

Quienes no avalan el sistema de etiquetas negras argumentan una estigmatización de los alimentos procesados y un impacto negativo en la participación de mercado de las compañías de consumo masivo y la industria del packaging, en especial en las PYMES.

-No es suficiente para cambiar conductas alimentarias, hacen falta campañas de educación.

-No es efectivo para reducir el sobrepeso y la obesidad.

-Presenta efectos económicos negativos con relación a costos de fabricación y packaging, especialmente para las pequeñas y medianas industrias.

-El país debe promover un sistema que se encuentre armonizado con el Mercosur y el Código Alimentario de la FAO, la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura.

-Su aplicación en la región no tiene estudios de evidencia científica.

-El modelo de perfil de nutrientes de la OPS es demasiado estricto, y tampoco tiene evidencia científica

Los octógonos son los encargados de dar la información

El sistema de octógonos negros, el más efectivo

La Coalición Nacional para Prevenir la Obesidad en Niñas, Niños y Adolescentes, conformada por más de 50 organizaciones de todo el país con el apoyo de UNICEF y la Federación InterAmericana del Corazón (FIC Argentina), elaboró un documento que explica por qué el etiquetado frontal de advertencia debe tener un sistema gráfico de octógonos negros similar al implementado en otros países de la región como México, Chile, Perú y Uruguay.

Se han comparado distintos sistemas gráficos como el semáforo, el GDA (Guías Diarias de Alimentación, en colores del semáforo o monocromático) el Nutri-Score (5 letras y colores, del verde oscuro al rojo), el sistema de Lupa (implementado en Brasil) y se ha demostrado que el sistema de advertencia que incluye a los octógonos es el más efectivo para que el consumidor logre tomar una decisión de compra informada en pocos segundos.

La difusión de argumentos en contra de políticas efectivas no es algo nuevo. Las mismas estrategias circularon en otros países de la región, como México, que avanzaron con este etiquetado. 

Comparte esta nota en

Facebook
Twitter
LinkedIn

Contenido relacionado

Suscribite a nuestras novedades

Contenidos e historias (mensuales) sobre nuestro objetivo: un nuevo mundo sin errores en rotulado